Ella

La risa un poco ronca y una barba que siempre pincha. Esos son los atributos más destacables de la tía abuela Julia, la hermana menor de mi abuelo materno. Desde que él vive en nuestra casa, ella nos visita cada sábado. Justo a la hora de la siesta, se atrinchera en el sofá y da órdenes a mi madre con su voz de cazallera: “Marisa, un café con hielo. Y con un chorrito de güisqui”. Después, me obliga a sentarme a su lado y saca de la cartera las fotos de su juventud. Cada vez me parezco más a ella.

woman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s