Cómo escribir como quien respira

Te acabas de comprar un cuaderno después de pasarte media hora en la papelería de turno intentando conciliar lo bueno, lo bonito y lo barato. Al final te decantas por uno de tapa dura y hojas sedosas, y no ves el momento de estrenarlo.

Te plantas ante el ordenador y abres el procesador de textos. Escoges un tipo de letra diferente, por variar un poco. Quieres pasarte horas escribiendo, como los grandes autores…

Pero no tienes idea de qué escribir, y eso te hace desistir.

¿Por qué nos pasa esto? ¿Por qué no encontramos el modo de que las ganas y la inspiración lleguen a la misma hora a su cita?

¡Porque pecamos de exigentes!

Queremos que nuestro escrito quede perfecto a la primera, bien hilvanado, coherente y sin una falta.

Nos obsesionamos con encontrar ideas originales, y en su búsqueda apretamos los engranajes del cerebro de forma dolorosa, como cuando en el colegio intentábamos memorizar un texto al pie de la letra.

FrustratedReader1a

Pero escribir es más fácil que todo eso. Puede serlo tanto como respirar o caminar. 

Para ello, lo primero que tienes que hacer es dejar que las palabras salgan como quieran. Puedes tener una idea aproximada sobre lo que escribirás, pero nunca sabes con exactitud cuál será la forma final de tu escrito. 

Lo segundo es mandar a paseo al editor interno. Es el momento de verter lo que hay en tu cabeza sin filtro alguno, así que abstente de hacer correcciones sobre la marcha.

Lo tercero, y más importante, es saber que cualquier tema es susceptible de ser transformado en palabras tus recuerdos de infancia en la playa, el encuentro con los vecinos en el ascensor, la sensación que te embarga cuando bebes un refresco a largos tragos un día de bochorno, la descripción de lo que ves por la ventana… ¡Todo eso y más! 

En su fantástico libro El gozo de escribir (el arte de la escritura creativa), Natalie Goldberg te propone concederte un rato al día para que escribas sobre lo que se te ocurra, aunque te parezcan naderías. 

Si sigues su consejo, disfrutarás cada vez más de la práctica de la escritura, porque unas ideas llaman a otras, y descubrirás que tu entorno está lleno de ellas.

Además, tendrás más confianza a la hora de emprender proyectos de más envergadura, como pueden ser un relato, un ensayo o una novela, porque habrás hallado tu propia voz, el estilo que te define. 

¿A qué esperas para emborronar la página en blanco? 🙂

Anuncios

4 comentarios en “Cómo escribir como quien respira

  1. Anabel Rodríguez dijo:

    Hace mucho que compré y me puse en marcha con el libro de Natalie Goldberg. Está muy bien. Pero siguiendo con otra autora de la que hablabas hace un par de entradas, Julia Cameron, tiene otro libro (menos conocido que el camino del artista) que es fenomenal para dejarse llevar se llama “El derecho de escribir”. Tú que das tan buenos consejos, tal vez lo conozcas. Hace poco compré otro que también puede ser útil, se titula “Cultiva tu talento literario” ya te contaré como funciona. Un beso Iriade

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s