TALLER DE ESCRITURA

Taller de escritura: Entrevista a una fruta

¡Hola, amante de las palabras!

La propuesta creativa de hoy viene fresca y colorida cual macedonia, así que haz acopio de vitaminas y pon en marcha los resortes de tu imaginación. 

Esta vez te sugiero que te transformes en periodista y prepares las preguntas de la entrevista que le realizarías a una fruta, así como las respuestas que esta te daría.

Me da igual que escojas una sandía, una granada o una chirimoya, ¡puedes elegir la que más te apetezca, y comértela cuando hayas terminado con el ejercicio! 😀

Por si necesitas un poco de ayuda para arrancar, aquí va un fragmento de la entrevista que he mantenido con un limón un tanto amargado:

Pregunta: Estimado señor limón, ¿tiene usted alguna enfermedad?

Respuesta: La verdad es que sí, padezco de acidez. Es por culpa de los huesecillos que pueblan mis rodajas.

Pregunta: ¿Le gusta su trabajo?

Respuesta: Pues oiga, no. A nadie le agrada ser exprimido para acabar después arrugado en una nevera solitaria.

Pregunta: Señor limón, le noto a usted un tanto sarcástico.

Respuesta: No es sarcasmo, es humor ácido.

Pregunta: Señor limón, ¿qué opina de las naranjas?

Respuesta: Que están sobrevaloradas. No paran de contratarlas para el tema de los zumos. Donde esté una limonada, que se quite lo demás.

 

CONSEJOS DE ESCRITURA

Gestiona tus proyectos de escritura con Freedcamp

Si eres como yo, es probable que no tengas en marcha un único proyecto de escritura. Puede que tengas dos, cuatro, o veinte (bueno, lo de veinte a la vez es para magos que tienen la poción para estar en varios lugares al mismo tiempo).

Seguramente, a veces sientes que no avanzas en todos por igual, o que todos se han quedado estancados, o que has perdido el hilo de alguno de ellos y ahora te cuesta retomarlo porque no tienes apuntado cuál es el siguiente paso.

Freedcamp resuelve todos esos problemas, ¡y de forma gratuita! Es una web que cuenta con una interfaz muy simple a la hora de dividir tus proyectos y sus correspondientes listas de tareas. En la siguiente imagen, puedes ver cómo gestiono mis dos blogs:

Proyectos Freedcamp
Haz clic en la imagen para ampliarla.

Además, puedes poner fechas límite a tus actividades, establecer su grado de prioridad y visualizarlas en el calendario. De esta forma, tendrás más claro cómo compaginar y organizar tus proyectos.

Calendario Freedcamp
Haz clic en la imagen para ampliarla.

Como ejemplo de su utilidad, antes de empezar a usar Freedcamp yo solía redactar los artículos el mismo día que los publicaba, pero gracias a esta web me di cuenta de que contaba con el tiempo suficiente para escribir más a menudo e ir programándolos en el blog para que aparecieran en la fecha deseada.

Por último, pero no menos importante, Freedcamp promueve la interacción. Puedes trabajar con otros usuarios en una lista de tareas compartida, o, gracias a la habilitación de comentarios y al foro, generar cada uno la vuestra y ayudaros mutuamente a avanzar en vuestros respectivos hábitos o propósitos (siempre estimula echar un cable a alguien que está involucrado en una tarea similar).

Para mí ha sido todo un hallazgo por su flexibilidad, por sus funcionalidades y por su mejora continua. Para colmo, ¡es gratis!

Si lo pruebas, no dudes en contarme qué tal la experiencia.

CONSEJOS DE ESCRITURA

La historia de “Palabritis Aguda”

El 21 de septiembre de 2014, “Palabritis Aguda” comenzó su andadura como página web dirigida a los amantes de la escritura con un artículo en el que rendía homenaje a las palabras

Hoy echo la vista atrás y me doy cuenta de que hace casi un año que disfruto cada semana de compartir contigo propuestas creativas, reseñas de juegos, libros y software relacionados con las el tema y consejos para que escribir sea una tarea gratificante.

Pero, ¿qué es lo que me llevó a abrir un blog de este tipo? Lo que motiva a cada persona es distinto, pero tal vez mi experiencia te pueda ser útil si te has embarcado en algún proyecto de largo recorrido. 

La razón principal por la que puse en marcha “Palabritis Aguda” fue la necesidad de organizarme. Me di cuenta de que, de forma natural, pasaba horas en Internet o en las bibliotecas buscando información sobre métodos de escritura, consignas creativas, técnicas para fomentar el hábito de escribir… Era un no parar, sobre todo desde que en 2012 descubrí Literautas, cuyos fundadores mostraban las mismas inquietudes que yo.  😀

El caso es que tenía guardados infinitos enlaces y comprados yo qué sé cuántos libros sobre el tema, pero todos esos datos estaban dispersos en mi ordenador y tenía ganas de darles forma y compartirlos con gente a la que le pudieran servir. Muchas de las ideas que había encontrado pertenecían a autores de habla inglesa, y me parecía una pena que no fueran accesibles al público hispanohablante

Por otro lado, tenía ganas de comunicarme, de poder contarle a alguien mis hallazgos. Ponerlos en palabras es, al fin y al cabo, una forma de repasarlos yo misma, de ver si funcionan y de hacer los ajustes convenientes si no es así.

En conclusión, a día de hoy estoy muy contenta porque “Palabritis Aguda” me ha servido como acicate para seguir descubriendo, para seguir indagando sin sentir que tantos conocimientos son en balde, porque distintas personas me han comentado que los artículos les sirven de inspiración o de ayuda y  porque mi sed de palabras está más que satisfecha

Además, desde que abrí el blog dedico mucho más tiempo a la escritura, ¡así que parece que mis propios consejos me están funcionando! 😛

Y tú, ¿te has involucrado en algún proyecto creativo? ¿Qué fue lo que te motivó a empezar? La semana que viene te contaré la parte más compleja: cómo lograr que los elementos motivadores que te he comentado me ayuden a darle continuidad al proyecto y abordarlo con las mismas ganas que cuando empecé aquel 21 de septiembre de 2014.