TALLER DE ESCRITURA

Ejercicio de escritura: Numerolandia

¡Hola, amante de las palabras!

¿Te apetece “montar un buen numerito”? Pues esta es tu ocasión, porque las cifras son las protagonistas de la propuesta de hoy. 

A continuación, verás un rico surtido de preguntas relacionadas con los números. Te propongo contestar a las que más te apetezca y enviarme tus respuestas a través del formulario que encontrarás al final del artículo. ¡Espero que no te entre “numeritis aguda”! 🙂

¿Cuál es el número que peor te cae? ¿Y el que mejor? ¿Preferirías ser unidad, decena, centena o millar? ¿Cuál es el número más cursi? ¿Y el más iracundo? ¿Qué tal crees que se llevan los números primos? ¿Qué carácter tienen para ti los números pares? ¿Y los impares? ¿Cómo se sienten los números decimales? ¿Y los quebrados? Si existiera un país llamado Numerolandia, ¿qué aspecto tendría? ¿Qué profesiones habría? ¿Cómo serían sus edificios? ¿Y sus habitantes? ¿Qué aficiones cultivarían? 

Anuncios
RESEÑAS

Tu mundo imaginario

¡Hola, amante de las palabras!

Seguro que alguna vez te han dicho eso de que “estás en tu mundo”, y es más que probable que en ocasiones hayas deseado que la posibilidad de habitar tu propio universo fuese real. 

Bueno, ¡pues ahora tienes la oportunidad de dar un paso hacia la realización de ese anhelo! ¿Cómo? A través de El mundo imaginario de [inserta tu nombre], de Keri Smith, donde podrás diseñar las características del entorno de tus sueños con todo lujo de detalles y con libertad total para desafiar las leyes de la realidad.

Así, la autora te invita a inventar los climas y paisajes que componen tu mundo, la arquitectura de sus edificios, las festividades y tradiciones que se celebran, los avances científicos que se han producido en él,  los superpoderes de los que gozan sus habitantes y hasta las aventuras que vivirás en él.

Por supuesto, eres libre de seleccionar las secciones que te apetezcan y descartar otras porque no encajan con tu universo, así como de confeccionar un mundo diferente (o varios) en cada sección. ¡Lo importante es que te diviertas a la vez que ejercitas tu creatividad!

Por otro lado, puedes reflejar tus ideas por escrito, a través de dibujos, mediante collages o combinando todas las técnicas. No sería una mala idea probar a hacerlo junto a otra persona, sobre todo si tiene práctica en un medio distinto al tuyo. El trabajo conjunto podría quedar precioso. 🙂

Es posible que te estés preguntando qué puedes hacer con tu mundo una vez lo has creado. Keri Smith propone que escojas las partes con las que más a gusto te sientas y las desarrolles y elabores de la forma que más te agrade: tal vez podrías escribir un relato que tenga lugar en uno de los paisajes que has descrito, o un poema que trate sobre un superpoder, o quizá te apetezca, ahora que se acercan los carnavales, disfrazarte como uno de los habitantes de tu original universo. 

Sea como sea, este libro es una magnífica herramienta no solo para quienes amamos palabrear, sino para todas aquellas personas que comparten sus ideas a través de distintas disciplinas. 😀

 

CONSEJOS DE ESCRITURA, NANOWRIMO

La brújula del escritor

¡Hola, amante de las palabras!

Como ya te anuncié hace un par de semanas, este año participo en el NaNoWriMo por segunda vez consecutiva. En esta ocasión el proceso va a ser un poco distinto, porque en lugar de dejar que las palabras me lleven a donde quieran he decidido planificar un poco: saber de antemano cuál es el tema de mi historia, cómo se va a desarrollar el argumento, qué personajes van a intervenir, etc. 

Para ello, aparte de coger un cuaderno gigante (me gustan los de tamaño A3 que venden en las tiendas de dibujo) y un bolígrafo, he hecho acopio de paciencia y de otro elemento importantísimo al que yo llamo brújula interna

La brújula interna es una gran amiga en muchos momentos de tu vida. Suele asomar, por ejemplo, cuando visitas un restaurante nuevo y te tienes que leer una carta muy larga. Vas ojeando los platos y tus niveles de apetencia van fluctuando: este plato no está mal, ¡buagh, coliflor!, esto me da alergia, este igual lo pido o ¡este, este, quiero esteeeee! ¡Y si puedo , repito!  Ese es el norte al que tu brújula está apuntando

Lo mismo pasa cuando piensas de qué va a tratar tu historia. Pueden pasar minutos, horas o días sin que ninguna ocurrencia te atrape o te ilusione, pero de pronto hay un momento en el que los astros se alinean y das con una idea que te motiva y que te apetece desarrollar. Suspiras con alivio, porque tu brújula ha dejado de dar vueltas sin ton ni son y ya puedes seguir una dirección concreta. 🙂

Sin embargo, después de celebrar que ya tienes una idea, tienes que plantearte nuevas preguntas: ¿cómo va a ser mi protagonista? ¿qué estructura sigo? ¿y las localizaciones? ¿y el final de la historia?

Es probable que a tu brújula le entre el baile de San Vito y que su coreografía se refleje en un desparrame de círculos, flechas y frases sueltas. ¡Enhorabuena! Es el lastre que tienes que ir soltando hasta dar con el camino a seguir

Si le das tiempo a tu imaginación, verás cómo hallas lo que estás buscando (incluso cuando no sabías que lo buscabas). Y, ¿cómo lo reconoces? Por tus sensaciones: porque te apetece escribir sobre ello, porque te hace sonreír, porque despierta tu curiosidad o porque te resulta original. 

Aún así, cuando pases de la planificación a la escritura propiamente dicha, habrá ocasiones en las que los senderos de tu historia se bifurcan en direcciones inesperadas una vez empiezas a escribirla porque tu brújula interna pide reajustes. Confía en ella y huye del aburrimiento de las vías muertas. Endereza tu vehículo y sigue la nueva ruta, a ver a dónde te conduce. 

Lo importante es fiarte de tu intuición, disfrutar del viaje y no tener prisa. Si sigues estos consejos, te auguro un feliz viaje por el universo de las palabras.

P.D.: La idea de la  brújula interna está inspirada en este genial vídeo de la coach Barbara Sher, en el que habla de la importancia de sintonizar con lo te gusta hacer, con aquello que te hace feliz. Creo que esto se aplica también al proceso de escritura. 😀

CONSEJOS DE ESCRITURA

¿Qué les pido a las propuestas de escritura?

Una de las mejores maneras de encontrar ideas para escribir es recurrir a la ayuda de las propuestas de escritura, también llamados consignas o disparadores creativos; de ahí que haya numerosos libros o páginas web donde podrás encontrarlas. 

Sin embargo, la experiencia me ha demostrado que no todas ellas hacen que las palabras salgan de la espita de la creatividad. Inquieta por saber qué hace que algunas propuestas de escritura me sugieran historias como por arte de magia mientras que otras me dejan fría, he indagado en los atributos que comparten las que a mí me funcionan:

Son sencillas: Una frase tan simple como “escribe un relato sobre una llegada” me seduce más que una propuesta del estilo de “piensa en tres palabras que empiecen por la letra ‘p’ y escribe un cuento en el que aparezcan en el orden en el que se te han ocurrido”. 

La primera activa directamente la búsqueda de ideas, mientras que la segunda conlleva pasos intermedios (en este caso, pensar en tres palabras que empiecen por “p”) que alargan el proceso de forma innecesaria.

mariposas

Son abiertas: Siguiendo con los ejemplos del punto anterior, escribir sobre una llegada ofrece muchas más interpretaciones que esbozar un relato en el que sea obligatorio incluir tres palabras que, además, deben figurar en un orden determinado.

No digo la segunda alternativa esté mal. De hecho, como reto resulta interesante, aunque es probable que la historia a la que dé lugar sea más forzada, ya que su autor no ha tenido tantas posibilidades de elegir qué quería contar. 

La primera opción, en cambio, activa el pensamiento divergente y conecta mejor con las vivencias del quien escribe, ya que las llegadas puede ser de muchos tipos y todos las hemos experimentado en alguna de sus variantes. Puede tratarse de un nacimiento, de alguien que vuelve de un largo viaje, de un avión que aterriza al de varios intentos, de un sobre que se ha retrasado, etc. 

Son empáticas: A veces es difícil darnos cuenta de la cantidad de direcciones a las que apunta un disparador creativo. Por eso, está muy bien que sus creadores nos proporcionen pistas, rutas por las que guiarnos si andamos faltos de inspiración. 

Imagínate que, por ejemplo, se nos pide que escribamos una narración basada en una historia impactante. Para ayudarnos, podríamos hacer uso de los siguientes consejos:

Evoca una noticia reciente que te haya sorprendido. ¿Qué emociones crees que ha despertado en sus protagonistas? ¿Podrías contarla desde la perspectiva de alguno de ellos?

– ¿Cuáles eran tu mayor miedo? ¿Te animarías a escribir una historia cuyo protagonista deba afrontarlo?

– Piensa en un acontecimiento que te sorprendería presenciar. Puede ser la llegada de los extraterrestres, la paz en el mundo, la desaparición de las palabras… ¡Lo que quieras! Escribe una historia en torno a él.

Como puedes comprobar, hay mil maneras de enfocar el mismo tema, y no viene mal que nos lo recuerden. 🙂 

Son flexibles: Hay consignas de escritura que te obligan a escribir textos muy largos, como podría ser el caso de “relata el origen de cada uno de los colores del arcoíris y después narra cómo llegaron a encontrarse”. A no ser que tengas un océano de horas por delante, es difícil que puedas llevarla a término de una sola sentada.  

Otras, en cambio, dejan en tus manos la extensión de tu historia, a no ser que el reto sea, precisamente, escribirla en un tiempo determinado o con un número de palabras definido de antemano.  

Son prácticas: Su finalidad es la producción de un texto acabado, ya sea un artículo de opinión, un cuento, un poema o un monólogo.

Hay propuestas cuyo único objetivo es que las ideas fluyan, sin importar que el resultado final sea un fragmento incompleto. Así ocurre con “describe lo que piensa tu protagonista de camino al trabajo” o “piensa en las preguntas que te haría un sombrero”. 

Los textos que produjeses como resultado de estos ejercicios podrían dar lugar a bonitas historias o poemas, pero eso ya sería un paso posterior. Si tu objetivo es trabajar en un texto acabado desde el primer borrador, te aconsejo decantarte por disparadores creativos que tengan este fin. 

Y aquí concluye la lista de rasgos que me gusta encontrar en las propuestas de escritura. ¿Cuáles son las que a ti te funcionan? 

Si coincides conmigo en alguno de estos puntos, te recomiendo que les eches un vistazo a los ejercicios de escritura del blog de Literautas y a los que se publican en Story a Day.

¡Te aseguro grandes dosis de ideas! 😀

CONSEJOS DE ESCRITURA

Collage de sensaciones

En el artículo sobre cómo dar vida a tus historias te hablé acerca de las múltiples sensaciones que podemos experimentar a partir de lo que oímos, olemos, leemos, saboreamos o recordamos.

Hoy te quiero contar cómo puedes planificar cualquier historia mediante un collage de sensaciones. Encontré la idea en este artículo de la web de NaNoWriMo España y me pareció muy creativa, así que aquí te presento los pasos a seguir para que tú también la pongas en práctica:

1) Coge un buen taco de Post-it*

2) Escribe (o dibuja) en cada uno de ellos una sensación que asocies con la historia que quieres contar: puede tratarse de una imagen, de un olor, de un sabor, de un movimiento, de un sonido, de una emoción… ¡Eres libre de elegir!

No te preocupes si aún no sabes muy bien de qué van a tratar tu relato o tu novela. Si ese es el caso, puedes partir de sensaciones que te resulten poderosas por algún motivo. 

3) Cuando ya hayas apuntado un buen montón de sensaciones, deja reposar tu trabajo. Vete a pasear, ponte a leer un libro, o espera hasta el día siguiente. 

postit

4) Vuelve a visitar tus Post-it y organízalos por categorías: puede ser que muchas de tus sensaciones giren en torno a la libertad, o que un conjunto de tus notas esté relacionado con el clima… Tú eliges la forma en que las agrupas. 🙂

5) A medida que vas uniendo unas sensaciones con otras, es posible que se vayan definiendo escenarios o personajes. Si no es así tampoco pasa nada: al final del ejercicio, tendrás una serie de agrupaciones que te permitirán entender mejor el universo sobre el que vas a escribir e inspirarte cuando sientas que te has estancado.

¿Qué te ha parecido el collage de sensaciones? ¿Te animas a probar? Puedes contarme tu experiencia en la sección de comentarios. 😀

* Si en lugar de realizar esta actividad de forma manual prefieres hacerla a ordenador, te recomiendo usar Scapple, un programa que te permite crear mapas mentales con texto e imágenes tomadas de archivo o de internet. Su precio es de unos 15 dólares (13 euros), pero dispone de un período de prueba gratuito durante 30 días no consecutivos.

TALLER DE ESCRITURA

70 temas, infinitas historias

Hace un par de semanas leí el artículo 35 ideas para escribir cuentos, del blog Cafetera de Letras, en el que se recopilan un montón de temas en torno a los cuales puede girar un libro o colección de relatos.

Poco después, cayó en mis manos El libro de los errores, de Gianni Rodari, obra en la que el escritor italiano es capaz de componer un sinfín de microrrelatos y poemas a partir de errores ortográficos y gramaticales. 

Fue en ese momento cuando me di cuenta de que no solo se puede escribir sobre cualquier cosa, sino que además cualquier idea puede dar muchísimo de sí

Brainstorming

Por este motivo, hoy quiero presentarte 70 categorías temáticas con las que emplearte a fondo en la modalidad que prefieras (o en todas a la vez): poesía, narrativa, artículos de opinión, canciones, monólogos… ¡Lo que te apetezca! 

Mi sugerencia es que escojas una categoría y que, a partir de ahí, hagas una breve sinopsis de 25 posibles textos basados en ella. 

Lo importante es que recuerdes que capturar ideas es como hacer una maleta cuando vas de viaje. Parece que ya has rebasado el límite de su capacidad, ¡pero siempre cabe algo más!

Aquí va mi lista:

Sigue leyendo “70 temas, infinitas historias”