CONSEJOS DE ESCRITURA

El pequeño libro de las 500 palabras para parecer más culto (Miguel Sosa)

Una de mis mejores amigas y yo compartimos el mismo amor exacerbado por las palabras viejunas, arcaicas, hilarantes y desopilantes. Por poner un ejemplo, es oír «orondo» y nos da la risa floja.

Por eso, hace poco no dudé en regalarle «El pequeño libro de las 500 palabras para parecer más culto», de Miguel Sosa, que para ser un libro de tamaño reducido tiene un título larguísimo. Seguro que a ti, que al igual que nosotras te solazas en tu palabritis aguda, también te gusta por una de estas razones:

Padeces fetichismo literario: ¿Libros electrónicos? ¿Quién quiere eso, con el gustirrinín que da el tacto del papel? Este libro te pirrará por sus letras plateadas y su encuadernación negra tipo cuero. De todos modos, también puedes hacerte con él en formato e-book

Quieres ir a «Pasapalabra»: Estás viendo el rosco y te sabes más palabras que el concursante de turno, pero siempre se te resiste algún término que no conoce ni su abuela. Don’t worry, be happy: muchos de estos vocablos están aglutinados en ese ejemplar. 

Quieres que tus amigos se rían contigo (o de ti): Si ansías sorprender a tus incondicionales contándoles que te estás curando de tu onicofagia (manía de comerte las uñas) o que vas a llever a tu can al albéitar (oséase, al veterinario) a riesgo de que te llamen friki, cansino o pedante no tienes más que pasar un ratito leyendo esta joya.  

Quieres ver la realidad con nuevos ojos: Desde que sé que la crencha es la raya del pelo o que la distancia del pulgar al índice se denomina «jeme», veo la realidad con lentes de aumento, me fijo en detalles que antes habría soslayado. Y es que las palabras dan relieve a lo que nos rodea. 

Quieres ser cervantino, mendociano o valleinclanesco (ahí es ná): Son ejemplos de autores que han hecho gala de un vocabulario inusitadamente vasto (el Quijote contiene más de veinte mil palabras diferentes) y a ti te gustaría descubrirlos poco a poco. Asunto resuelto, con «El pequeño libro de las 500 palabras para parecer más culto» cada definición va acompañada de la cita de un escritor ilustre y verboso

Quieres pasártelo pipa jugando con las palabras: En mi caso, esta última razón es la más potente. En su día te hablé del juego Sabidurius y de su estupenda dinámica de invitarte a inventar la definición de palabras poco comunes. Con este libro puedes hacer lo mismo: reúne a tu familia o a tus amigos al calor de la chimenea mientras la lluvia repiquetea contra las ventanas (licencia poética) y elige una de las palabras para ver quién construye la definición más rocambolesca. 

Si eres docente, esta actividad puede servirte para fomentar la creatividad de tus alumnos en la clase de lengua castellana a la vez que amplían su vocabulario. 

¿Qué? ¿Con ganas de ojear (y hojear) este libro? Aquí puedes descargarte las primeras páginas. 😉

¡Que lo disfrutes!

TALLER DE ESCRITURA

Propuesta de escritura: ¡Qué caramba!

En la propuesta de escritura de esta semana, te invito al mundo de la excentricidad, de lo pintoresco. ¡Qué caramba! Es verano y los calores provocan conexiones neuronales inauditas. 

Así pues, te propongo que escribas una historia que tenga alguna característica peculiar, ya sea por el lugar donde se desarrolla, por lo extravagante de sus personajes, por lo imposible de sus diálogos o por tener una estructura un poco “raruna”. 

Aquí van una serie de ideas para cada uno de estos aspectos:

  • ¿Te imaginas una historia que se desarrolla dentro de una maceta? ¿O en una baraja de cartas? ¿O dentro del cerebro de una niña, como en Del Revés (Inside Out)?
  • ¿Qué tal si tu protagonista es una escoba alérgica que sueña con volar o una funda de gafas que ha perdido a las susodichas? ¿Y por qué no un oso azul?
  • ¿Cómo sería una historia hecha exclusivamente de diálogos rocambolescos? Para muestra, un botón: 

  • ¿Te plantearías un relato sin planteamiento? ¿O lleno de nudos? ¿O con tres desenlaces?

Eres libre de probar y de jugar y de crear, ¡qué caramba!

¡Que la inspiración te pille imaginando! 😀

P.D.: Si quieres y te apetece, puedes dejar el enlace a tu disparatada obra en la sección de comentarios de este artículo. 

NANOWRIMO

Mantén la motivación durante el NaNoWriMo

En la entrada sobre cómo superar el reto del NaNoWriMo ya ofrecí algunos consejos sobre la manera de abordar la escritura de una novela de 50 000 palabras, pero hoy quiero ahondar en el tema de la motivación, esa energía que te ayudará a atravesar el bosque de personajes, localizaciones y tramas que atravesarás durante este mes.

El sentido comunitario del NaNoWriMo lo convierte en un evento interactivo y lúdico, y el hecho de que te lo tomes como un juego incrementa las posibilidades de que llegues a la meta, porque gozarás de una mayor dosis de motivación intrínseca: que el propio acto de escribir te resulte placentero hará que tengas más ganas de avanzar.

Sin embargo, este literario Camino de Santiago puede resultar duro a veces. El cansancio y la obligación de llegar a un determinado número de palabras pueden provocar alguna que otra (por suerte, metafórica) ampolla.

Por eso, a continuación expongo algunas otras formas de mantener tu motivación durante el NaNoWriMo. Todas ellas están desarrolladas en inglés en el libro No Plot, No Problem de Chris Baty, fundador de este maratoniano evento.

1. Alardea: presume de la hazaña que vas a lograr delante de amigos, familiares y enemigos si hiciera falta. Si te atreves, propágalo en las redes sociales, pero ten en cuenta que luego no podrás echarte atrás. Esta estrategia puede funcionar muy bien o muy mal. A mí, por ejemplo, me estresa, ya que me supone una presión añadida.

2. Trátate a cuerpo de rey o de reina: Para compensar el esfuerzo de amontonar palabras que estás llevando a cabo, puedes premiarte con aperitivos varios, zumos exóticos que no comprarías en circunstancias normales, cenas a domicilio, gominolas, etc. También puedes aprovechar para que en casa te preparen tus platos favoritos. Eso sí, si comes delante del teclado procura que sea algo que no manche, que luego las teclas se ponen perdidas de migas. 

Zumo de frutas

Por descontado, puedes agasajarte con cosas no masticables como una buena siesta, un libro que llevabas tiempo deseando comprar, una salida al cine, un baño de espuma o cualquier otra cosa que te apetezca. 

3. Recurre a la música. Una banda sonora para tu escritura puede ayudarte a recrear la atmósfera de tu historia, así como a concentrarte mejor. Si tienes ya una idea para tu novela, puedes usar Spotify para crear una lista de reproducción que le vaya bien, o seleccionar alguna de las ya existentes. 

Sigue leyendo “Mantén la motivación durante el NaNoWriMo”