CONSEJOS DE ESCRITURA

Ejercicio de escritura: Tu fin de semana ideal

¡Hola, amante de las palabras! 😀

Hoy te traigo un nuevo ejercicio de escritura va a despertar tus cinco sentidos y que te va a hacer desear (más aún) que el fin de semana llegue cuanto antes. 

Mi propuesta es que pienses en qué forma tiene tu fin de semana ideal: ¿es redondo? ¿cuadrangular? ¿piramidal? ¿rocambolesco y helicoidal? 

¿Qué olores tiene? Tal vez tenga aroma de lavanda, o de papel de periódico y café recién salido de la cafetera. Quizá tenga un sabor frío, o una textura cálida y hogareña. Puede que sea reposado y abullonado, o quizá esté agitado y aproveche cada minuto. O puede que sea todo eso y más, que para eso es tu fin de semana ideal. ¡Tú decides! 😀 

Si quieres, puedes compartir tus hallazgos conmigo a través del siguiente formulario (todas las casillas son opcionales, excepto la correspondiente al nombre). Si me das tu consentimiento, iré publicándolos poco a poco en el blog a través de una página que crearé para dicho fin. 

¡Feliz palabreo!

TALLER DE ESCRITURA

Taller de escritura: Entrevista a una fruta

¡Hola, amante de las palabras!

La propuesta creativa de hoy viene fresca y colorida cual macedonia, así que haz acopio de vitaminas y pon en marcha los resortes de tu imaginación. 

Esta vez te sugiero que te transformes en periodista y prepares las preguntas de la entrevista que le realizarías a una fruta, así como las respuestas que esta te daría.

Me da igual que escojas una sandía, una granada o una chirimoya, ¡puedes elegir la que más te apetezca, y comértela cuando hayas terminado con el ejercicio! 😀

Por si necesitas un poco de ayuda para arrancar, aquí va un fragmento de la entrevista que he mantenido con un limón un tanto amargado:

Pregunta: Estimado señor limón, ¿tiene usted alguna enfermedad?

Respuesta: La verdad es que sí, padezco de acidez. Es por culpa de los huesecillos que pueblan mis rodajas.

Pregunta: ¿Le gusta su trabajo?

Respuesta: Pues oiga, no. A nadie le agrada ser exprimido para acabar después arrugado en una nevera solitaria.

Pregunta: Señor limón, le noto a usted un tanto sarcástico.

Respuesta: No es sarcasmo, es humor ácido.

Pregunta: Señor limón, ¿qué opina de las naranjas?

Respuesta: Que están sobrevaloradas. No paran de contratarlas para el tema de los zumos. Donde esté una limonada, que se quite lo demás.

 

TALLER DE ESCRITURA

Taller de escritura: Al escondite inglés

¡Hola, amante de las palabras!

Hoy te propongo que juguemos al escondite a través de la escritura, ¿te animas? Aquí te ofrezco 7 posibilidades para que escojas entre ellas o escribas la que a ti te apetezca.

  1. Redacta un microrrelato de 140 caracteres que incluya la palabra “escondite”.
  2. Escribe un relato de entre 300 y 500 palabras en el que aparezca el escondite más peculiar que puedas inventar.
  3. Narra en un máximo de 1000 palabras la historia de un objeto que lleva mucho tiempo escondido a modo de monólogo interior.
  4. Escribe un cuento (de la extensión que tú quieras) en el que tu protagonista deba esconder sus pensamientos.
  5. Desarrolla una historia en la que aparezca el juego del escondite pero con las reglas cambiadas.
  6. Imagina que tu personaje principal logra acceder a su subconsciente. ¿Qué es lo que encuentra ahí escondido? ¿De qué forma están representados los pensamientos y las emociones? Construye una narración con lo que se te haya ocurrido.
  7. Crea un relato que tenga lugar en un país oculto a los mapas.

¿Qué te parecen? ¿Te están entrando ganas de alborotar con tus ideas?

Si es así, arrebújate en tu sillón o sofá favorito, ¡y a darle vueltas a tu historia cual lavadora en pleno centrifugado! 🙂

¡Feliz palabreo!

TALLER DE ESCRITURA

El juego de los 50 símiles

¡Hola, amante de las palabras!

Seguro que tú también estás hasta el gorro de oír frases de este tipo: “sus ojos eran negros como el carbón”, “sus dientes eran blancos como perlas”, “era largo como un día sin pan”…

De tan manidas pierden su encanto, ¿verdad? Las comparaciones son odiosas, sobre todo si se repiten como el ajo (otra expresión típica).

Por eso, hoy te propongo crear símiles un poco más originales que los que he mencionado. ¿Te animas?

Para ello, te voy a proponer 10 inicios, y tu misión es encontrar 5 finales… ¡Para cada uno de ellos! Así, lograrás un total de 50 comparaciones.

Es probable que al principio se te ocurran las respuestas más evidentes, pero después tendrás que estrujarte la mollera para dar con aquellas que se salgan del esquema habitual. ¿Qué te parece?

Aquí van mis principios:

  1. “Estaba tan mareado como…” (Sugerencia: “…el agua que se escurre por el desagüe”).
  2. “Estaba tan cansada como…” (Sugerencia: “…la suela de un zapato”)
  3. “Era tan lista como…” (Sugerencia: “…una bolsa biodegradable”)
  4. “Era tan valiente como…” (Sugerencia: “…la primavera en el Ártico”)
  5. “Era tan veloz como…” (Sugerencia: “…el gasto por Navidad”)
  6. “Era tan lento como…” (Sugerencia: “…la digestión del día de Año Nuevo”)
  7. “Era tan sonriente como…” (Sugerencia: “…una rodaja de sandía”)
  8. “Era tan despistada como…” (Sugerencia: “…un semáforo que no funciona”)
  9. “Era tan exigente como…” (Sugerencia: “…una señal de STOP”)
  10. “Era tan sorprendente como…” (Sugerencia: “…un día bisiesto”)

Si quieres, puedes escribir tus ocurrencias en la sección de comentarios.

¡Feliz palabreo! 😀

VIDA CREATIVA

Un calendario inventado

¡Hola, amante de las palabras!

Hoy estreno una sección titulada “Vida creativa”, en la que te propondré ejercicios con los que estimular tu ingenio y expandir tu imaginación, dos cualidades muy útiles no solo para quienes nos dedicamos al noble arte de encadenar palabras, sino para cualquier persona que quiera abordar un proyecto personal o profesional de manera novedosa. 🙂 

Mi propuesta de hoy es que te inventes un calendario. Ya tenemos muy visto ese que empieza en enero y termina en diciembre y tiene un bisiesto cada cuatro años, así que… ¿Por qué no crear otro que se adapte a tus gustos? 

Calendario

He aquí una serie de preguntas para alimentar tu lluvia de ideas:

  • ¿Cuánto tiempo abarca tu calendario?
  • ¿Está dividido en partes (estaciones, meses, ciclos lunares…)?
  • ¿Cómo se llaman dichas partes? 
  • ¿Hay días festivos? ¿Cuáles?
  • ¿Qué festividades hay?
  • ¿Es un calendario compartido, o solo se aplica en algún lugar concreto o en una profesión concreta?
  • ¿Quién creó ese calendario?
  • ¿Cuándo se creó?
  • ¿Dónde se creó?
  • ¿Es un calendario regular, o caótico? 
  • ¿Qué ocurre el primer día del calendario? ¿Y el último?
  • ¡Seguro que a ti se te ocurren más preguntas!

Si después de explorar todas las posibilidades que te vengan a la cabeza das con un calendario que te gustaría compartir, puedes escribir sobre él en tu blog y dejar un enlace en la sección de comentarios de este artículo.

Y, si te animas, ¡hasta puedes confeccionarlo y colgar tu propio almanaque en la pared! 😀

CONSEJOS DE ESCRITURA

El pequeño libro de las 500 palabras para parecer más culto (Miguel Sosa)

Una de mis mejores amigas y yo compartimos el mismo amor exacerbado por las palabras viejunas, arcaicas, hilarantes y desopilantes. Por poner un ejemplo, es oír «orondo» y nos da la risa floja.

Por eso, hace poco no dudé en regalarle «El pequeño libro de las 500 palabras para parecer más culto», de Miguel Sosa, que para ser un libro de tamaño reducido tiene un título larguísimo. Seguro que a ti, que al igual que nosotras te solazas en tu palabritis aguda, también te gusta por una de estas razones:

Padeces fetichismo literario: ¿Libros electrónicos? ¿Quién quiere eso, con el gustirrinín que da el tacto del papel? Este libro te pirrará por sus letras plateadas y su encuadernación negra tipo cuero. De todos modos, también puedes hacerte con él en formato e-book

Quieres ir a «Pasapalabra»: Estás viendo el rosco y te sabes más palabras que el concursante de turno, pero siempre se te resiste algún término que no conoce ni su abuela. Don’t worry, be happy: muchos de estos vocablos están aglutinados en ese ejemplar. 

Quieres que tus amigos se rían contigo (o de ti): Si ansías sorprender a tus incondicionales contándoles que te estás curando de tu onicofagia (manía de comerte las uñas) o que vas a llever a tu can al albéitar (oséase, al veterinario) a riesgo de que te llamen friki, cansino o pedante no tienes más que pasar un ratito leyendo esta joya.  

Quieres ver la realidad con nuevos ojos: Desde que sé que la crencha es la raya del pelo o que la distancia del pulgar al índice se denomina «jeme», veo la realidad con lentes de aumento, me fijo en detalles que antes habría soslayado. Y es que las palabras dan relieve a lo que nos rodea. 

Quieres ser cervantino, mendociano o valleinclanesco (ahí es ná): Son ejemplos de autores que han hecho gala de un vocabulario inusitadamente vasto (el Quijote contiene más de veinte mil palabras diferentes) y a ti te gustaría descubrirlos poco a poco. Asunto resuelto, con «El pequeño libro de las 500 palabras para parecer más culto» cada definición va acompañada de la cita de un escritor ilustre y verboso

Quieres pasártelo pipa jugando con las palabras: En mi caso, esta última razón es la más potente. En su día te hablé del juego Sabidurius y de su estupenda dinámica de invitarte a inventar la definición de palabras poco comunes. Con este libro puedes hacer lo mismo: reúne a tu familia o a tus amigos al calor de la chimenea mientras la lluvia repiquetea contra las ventanas (licencia poética) y elige una de las palabras para ver quién construye la definición más rocambolesca. 

Si eres docente, esta actividad puede servirte para fomentar la creatividad de tus alumnos en la clase de lengua castellana a la vez que amplían su vocabulario. 

¿Qué? ¿Con ganas de ojear (y hojear) este libro? Aquí puedes descargarte las primeras páginas. 😉

¡Que lo disfrutes!

CONSEJOS DE ESCRITURA

La historia de “Palabritis Aguda”

El 21 de septiembre de 2014, “Palabritis Aguda” comenzó su andadura como página web dirigida a los amantes de la escritura con un artículo en el que rendía homenaje a las palabras

Hoy echo la vista atrás y me doy cuenta de que hace casi un año que disfruto cada semana de compartir contigo propuestas creativas, reseñas de juegos, libros y software relacionados con las el tema y consejos para que escribir sea una tarea gratificante.

Pero, ¿qué es lo que me llevó a abrir un blog de este tipo? Lo que motiva a cada persona es distinto, pero tal vez mi experiencia te pueda ser útil si te has embarcado en algún proyecto de largo recorrido. 

La razón principal por la que puse en marcha “Palabritis Aguda” fue la necesidad de organizarme. Me di cuenta de que, de forma natural, pasaba horas en Internet o en las bibliotecas buscando información sobre métodos de escritura, consignas creativas, técnicas para fomentar el hábito de escribir… Era un no parar, sobre todo desde que en 2012 descubrí Literautas, cuyos fundadores mostraban las mismas inquietudes que yo.  😀

El caso es que tenía guardados infinitos enlaces y comprados yo qué sé cuántos libros sobre el tema, pero todos esos datos estaban dispersos en mi ordenador y tenía ganas de darles forma y compartirlos con gente a la que le pudieran servir. Muchas de las ideas que había encontrado pertenecían a autores de habla inglesa, y me parecía una pena que no fueran accesibles al público hispanohablante

Por otro lado, tenía ganas de comunicarme, de poder contarle a alguien mis hallazgos. Ponerlos en palabras es, al fin y al cabo, una forma de repasarlos yo misma, de ver si funcionan y de hacer los ajustes convenientes si no es así.

En conclusión, a día de hoy estoy muy contenta porque “Palabritis Aguda” me ha servido como acicate para seguir descubriendo, para seguir indagando sin sentir que tantos conocimientos son en balde, porque distintas personas me han comentado que los artículos les sirven de inspiración o de ayuda y  porque mi sed de palabras está más que satisfecha

Además, desde que abrí el blog dedico mucho más tiempo a la escritura, ¡así que parece que mis propios consejos me están funcionando! 😛

Y tú, ¿te has involucrado en algún proyecto creativo? ¿Qué fue lo que te motivó a empezar? La semana que viene te contaré la parte más compleja: cómo lograr que los elementos motivadores que te he comentado me ayuden a darle continuidad al proyecto y abordarlo con las mismas ganas que cuando empecé aquel 21 de septiembre de 2014.

CONSEJOS DE ESCRITURA

Jugar por jugar

Ayer leí este artículo del artista Danny Gregory, autor de The Creative License, en el que reivindica nuestro derecho a pintar y dibujar como cuando éramos niños, por el puro placer de hacerlo, sin planear con antelación la obra que queremos crear ni anticipar un resultado determinado

Gregory transmite muy bien la sensación de libertad que produce jugar por jugar, como diría Sabina, y la creatividad visceral que se general a partir de ella. ¿Quién no ha disfrutado haciendo garabatos con un pincel, o emborronando el papel con ceras de colores? 

Pues bien, esta falta de expectativas, esta forma de crear libre de toda estructura, también se puede aplicar al ámbito de la escritura.

Para mí, se asemeja a la llegada de las vacaciones escolares cuando era niña. ¡Fuera la mochila, las obligaciones, los horarios! ¡Bienvenido el permiso para experimentar, para empezar el cuaderno por la mitad, para desvariar!

Es la hora del juego: puedes escribir lo que se te antoje. Da igual si es un texto inconexo, la lista de la compra de un extraterrestre, el monólogo de un muñeco de juguete, la oda a una lavadora, un lenguaje inventado, las confesiones a tu diario, la narración de lo que has hecho hoy, una receta mágica, tres deseos al genio de la lámpara, un discurso rimbombante para cuando te den el Nobel de Literatura, un cuento sin acabar, una definición inventada o la gramática de un idioma inexistente. La cuestión es improvisar, dar rienda suelta a tu palabritis y dejar que te lleve donde quiera.

Alphabet

¿Con qué fin? Con el de disfrutar, con el de ser tan feliz como cuando te bañas en la playa, te tomas un helado, lees un libro o pasas una tarde riendo con tus amigos. Con el de recuperar esa sensación infantil de estar en el momento presente, gozando de la textura de las palabras. 

Si buscas una respuesta más pragmática, también te la puedo dar: con el fin de inspirarte, porque, cuando dejas que tu creatividad fluya por los caudales no habituales, asoman ideas y asociaciones que de otra manera podrían haberse quedado pululando por el limbo de la imaginación sin llegar nunca a la superficie. 🙂

¡Feliz escritura!

TALLER DE ESCRITURA

Propuesta de escritura: La maleta

¡Hola, amante de las palabras! ¡Ya estamos a jueves!

La propuesta de escritura de hoy gira en torno a un objeto que está para el arrastre… Cuando lleva ruedas. Se trata de la maleta, que seguro has llenado más de una vez, para luego cargarla hasta tu destino y vaciarla en un nuevo lugar.

¡Qué de historias atesora una maleta, además de ropa y libros! He aquí una serie de sugerencias para que puedas rendirle homenaje a través de un relato:

  • Piensa en un el viaje que hace una valija desde su punto de vista (y sin desvalijarla). Puede ser un recorrido en avión, en autobús, en coche, en barco, a pie… 
  • Haz una lista con los contenidos de una maleta y úsalos como hilo conductor de tu narración. ¿Qué dicen de tu personaje? ¿Hay algún objeto que destaque? ¿Hay algo que tu protagonista eche en falta?
  • Cuenta una historia sobre una maleta perdida. ¿Se llega a saber lo que contiene? ¿Qué ocurre a partir de ahí?
  • Escribe la conversación entre una maleta muy curtida, de esas deshilachadas llenas de pegatinas y sellos que muestran los lugares que ha recorrido, y una maleta por estrenar
  • Narra una historia de amor en la que aparezca una maleta. O una de miedo. O una fantástica. O de ciencia-ficción.

Maleta petada

  • ¿Cómo sería un cuento titulado “la maleta sabihonda”? ¿Y “la maleta aburrida”? ¿Y “la maleta musical”?
  • Vamos a aplicar el binomio fantástico de Rodari y a juntar la palabra “maleta” con otra muy dispar. Veamos… ¿Qué tal “dinosaurio”? ¿Qué historia saldría a partir de esas dos palabras? 

Si te animas con una de estas ideas (o con una que a ti te apetezca más), puedes poner un enlace a tu relato en la sección de comentarios. ¡Estaré encantada de leerte! 

Te espero el domingo con un nuevo artículo. Mientras tanto, puedes jugar a diario con mis preguntas disparatadas en mi página de Facebook

¡A palabrear! 🙂

MISCELÁNEA

Novedades en “Palabritis Aguda”

Ya estamos en junio, y Palabritis Aguda recibe el buen tiempo con nuevas ideas que te ayudarán a disfrutar más si cabe de tu afición por las palabras. ¿Te apetece conocerlas? Aquí van: 

1. Un ejercicio de escritura semanal: Además de seguir publicando un artículo cada domingo con reseñas, consejos y otros temas relacionados con el ámbito de la palabra, cada jueves encontrarás un ejercicio de escritura que te ayudará a encontrar tu estilo y a crear tus propias historias.

2. Un disparador creativo diario en Facebook: La semana pasada empecé a publicar en mi página de Facebook una serie de preguntas disparatadas cuyo objetivo es poner en marcha tu imaginación y motivarte a pensar  de forma original. Todos los días encontrarás una propuesta nueva, ¡así que no dudes en participar! 😀

Palabritis Aguda Facebook

3. Entrevistas “palabreras”: Me encanta conocer a gente que está embarcada en proyectos creativos, saber de sus motivaciones, de la forma en que trabajan, de los problemas que han tenido que resolver para llevar sus ideas a buen puerto…

Creo que su experiencia puede ser inspiradora para quienes amamos la lectura y la escritura, por lo que de vez en cuando publicaré entrevistas a personas relacionadas con estos dos ámbitos. 

La primera podrás escucharla la semana que viene, ya que he tenido el honor de entrevistar a Víctor Luna, que junto a Marc Hurtós ha creado Escribe tu Libro, un proyecto colaborativo que te permite formar parte de la escritura de una obra conjunta. 

Si no quieres perderte ninguna de estas novedades, suscríbete a este blog haciendo clic en la sección “Recibe mis entradas en tu correo”, situada en la parte superior de la columna derecha. 

¡Por un junio lleno de palabras! 🙂