RESEÑAS

Enigmas absurdos y meditaciones disparatadas

Hoy te propongo traspasar los límites de la realidad y sumergirte en el surrealismo más puro a través de los dos juegos de cartas que dan título a este artículo: Enigmas absurdos y Meditaciones disparatadas, ambos de Edge Entertainment.

Tanto un juego como el otro son una invitación al desarrollo de la creatividad y del sentido del humor, dos cualidades muy importantes para todo escritor que se precie. Además, te permitirán pasar un rato tronchante en compañía de tus amigos o de tu familia. 

Pero… ¿En qué consisten?

Enigmas absurdos te propone explicar el porqué de más de 100 situaciones rocambolescas con la única ayuda de tu imaginación. Cuanto más absurda sea tu explicación, mayor será el disfrute del resto de los participantes, así que deja a un lado la vergüenza y desbarra más que los Monty Python si es necesario. 

enigmas-absurdos

Pueden jugar de 2 a 6 personas y la duración de las partidas es de más o menos media hora. De todos modos, yo creo que también puedes pasar un buen rato inventándote las respuestas a solas y, si es posible, guardándolas para la posteridad en un cuaderno. 

A modo de ejemplo, aquí va uno de los enigmas propuestos: «El canapé estaba agujereado por todos los lados y lo habían dejado en la mesa de la cocina». ¿Se te ocurre algo?

Meditaciones disparatadas, a su vez, rinde homenaje a los proverbios, a las galletas de la fortuna y a las citas cargadas de profundidad, y te ofrece la posibilidad de ser tú quien los cree.

De nuevo priman el humor, el dislate y la posibilidad de construir frases con tanta chispa como «las aventuras amorosas de menor tamaño… comienzan bajo un bonsái» o «quien quiera alcanzar la Luna… que trabaje de noche». El juego incluye más de 312 meditaciones, y sus 55 cartas son también una socorrida baraja de póquer.

meditaciones-disparatadas

En este caso, sí que te recomiendo que apuntes las frases más originales. Te proporcionarán un rato de entretenimiento cuando te aburras, y además siempre puedes usarlas para deleitar a la concurrencia con tu sabiduría inmemorial. 

En resumen, por un precio de 10 € por cada juego te asegurarás veladas llenas de diversión a la vez que tus neuronas de la escritura multiplican sus conexiones. ¿Hace una partida? 😀

MISCELÁNEA, RESEÑAS

Sabidurius: la magia de las palabras

¿Cuántas palabras hay en nuestro idioma? Y, de todas ellas, ¿cuántas conoces tú? Seguro que muchas menos. El juego de mesa Sabidurius, creado por los vigueses Miguel Carrera y Eduardo Armada, aprovecha que todavía nos quedan muchos términos por descubrir para acercarnos una propuesta que hará las delicias de los amantes de las palabras y de todo aquel que quiera pasar un buen rato, sea cual sea su edad o nivel formativo. 

Lo primero que llama la atención de Sabidurius es la belleza de su tablero. Cada una de sus casillas, ilustradas por el artista gallego Ramón Trigo, refleja el ansia humana de conocimiento, así como el poder de la creatividad.

caja

Y es que con este juego crearéis, y mucho: sus 300 tarjetas contienen un total de 900 palabras inusuales del español, y vuestro reto será inventar su definición. Una vez hayáis acabado, os tocará votar aquella que, a vuestro juicio, encaje mejor con la palabra en cuestión. Después siempre podéis ir a por el diccionario y comprobar si la definición real tiene algo que ver con vuestra ganadora. 🙂

El precio por internet es de 34,95 € (más 5 € de gastos de envío) y podéis realizar la compra a través de su propia web. El juego también está disponible en un gran número de puntos de venta

¿A qué esperas para hacerte con él y desentrañar el significado de palabras como «meliponinos» o «galpito»? ¡Tendrás la carcajada asegurada!

TALLER DE ESCRITURA

Cómo crear un rosco de Pasapalabra personalizado

Si quieres sorprender a tu familia o a tus amigos con un regalo original, este puede ser una gran idea que además te permitirá desarrollar tu creatividad y tus habilidades de escritura.

Por si nunca has visto el programa Pasapalabra, te explico brevemente en qué consiste. Se trata de un concurso televisivo en el que dos contrincantes se enfrentan a una serie de pruebas en las que se examina su manejo del vocabulario.

En la última de ellas, denominada «El Rosco», los competidores aparecen detrás de un círculo formado por todas letras del alfabeto excepto la «k» y la «w». Cada letra corresponde a la inicial de una palabra cuya definición es leída por el presentador. Su misión consiste en adivinar todas las definiciones antes de que el tiempo establecido (de unos 2 minutos) acabe. Si lo logran, se llevan una cantidad de dinero nada desdeñable. 

Paz, una de las últimas ganadoras del concurso, a punto de acertar todo el rosco.
Paz, una de las últimas ganadoras del concurso, a punto de acertar todo el rosco.

En este artículo, te invito a crear un rosco personalizado para una persona de confianza, da igual si se trata de un familiar, tu pareja, un buen amigo o un colega del trabajo. Puede ser una forma estupenda de homenajearle el día de su cumpleaños, o de amenizar su despedida de soltero o soltera.

Lo que tu particular concursante tendrá que hacer es acertar las palabras que guarden relación con las definiciones que hayas creado. Pero, ¿qué tipo de términos y definiciones puedes incluir?

En mi opinión, la gracia del juego radica en que las palabras guarden relación con la persona a la que quieres sorprender. Puedes mencionar sus aficiones, el nombre de su mascota, la ciudad que sueña visitar, el postre que no le importaría tomar una y otra vez… ¡Siéntete libre de explotar tu vena creativa!  

Las definiciones, a su vez, no tienen por qué regirse por lo que dice el diccionario. Es mucho más divertido si te las inventas y tratas de incorporar un matiz humorístico. A modo de ejemplo, te presento las que encajarían bien con un personaje como Mortadelo, al que me referí en uno de mis últimos artículos.

Con la B: Dícese del profesor que, en su afán experimental, lo ha transformado más de una vez en bestia o animal.

Respuesta: Como cualquier aficionado a los tebeos de Ibáñez puede deducir, Mortadelo respondería «Bacterio» con una mueca de desagrado.

Con la D: Vestimenta estrafalaria que lo transforma en oveja, torero, oruga, baldosa o lo que haga falta.

Respuesta: Disfraz, ¡por supuesto!

Con la J: Forma en la que se dirige a Filemón cada vez que quiere meterlo en un buen marrón.

Respuesta: «¡Jefeeee!»

En conclusión, si quieres que los engranajes de tu imaginación echen a rodar a la vez que te preparas para un rato de diversión en familia o con tu grupo de amigos, ¡ponte en marcha con este creativo regalo y no dudes en contarme qué tal la experiencia! 🙂

Posdata: En el caso de la «ñ», la «q», la «x» o la «y», no es necesario que sean las iniciales de las palabras que has escogido. Basta con seleccionar una palabra que las contenga.

RESEÑAS

5 libros para amantes de las palabras

Si todavía estás a tiempo de mandar tu carta a los Reyes, o si te queda algún regalo por comprar a alguien aquejado de «palabritis aguda», esta lista de lecturas te va a venir de perlas. Te doy mi palabra. 😉

 

1. Las 101 cagadas del español, de María Irazusta.

Esta colección de artículos breves -la mayoría de ellos no llega a una página- explica los errores más frecuentes del español, recupera palabras que han caído en desuso, repasa el origen de algunas frases hechas e, incluso, cuestiona algunas decisiones de la RAE. Se lee en un pispás y es divertido a la par que didáctico.

Las 101 cagadas del español

 

2. Palabralogía, de Virgilio Ortega.

Si quieres aprender sobre el origen de las palabras, no acudas a un diccionario etimológico: su orden alfabético es de todo menos lógico. En este libro, en cambio, los términos van agrupados de forma temática y cronológica. De este modo, verás con claridad la influencia de diversas civilizaciones en la formación del castellano. No te pierdas el vídeo promocional:

3. Historia de las letras, de Gregorio Salvador y Juan Ramón Lodares.

Solemos dar por hecho a las letras como si siempre hubieran estado ahí, dispuestas a dar forma a la palabra escrita. Sin embargo, cada una de ellas tiene su corazoncito y su particular origen. ¿Te atreves a entrar en uno de los pocos libros que va de la A a la Z sin ser un diccionario?

Historia de las letras

 

4. Palabras al aire, de Sagrario Fernández-Prieto.

Las palabras se las lleva el viento, pero la fonoteca las archiva. En esta recopilación, la autora desgrana con humor las meteduras de pata vertidas en los distintos medios de comunicación, al tiempo que te ofrece la corrección para que tú no caigas en ellas y presumas de tu sabiduría ante tus familiares y amigos. 

Palabras al Aire

 

5. El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable, de Luis Piedrahita.

El afamado monologuista ofrece un catálogo de las traducciones más surrealistas y espantosas que puedas imaginar, salpimentado con su característico sentido del humor. No hay clase de risoterapia que supere las carcajadas que te provocará este libro, ahora también en formato bolsillo. 

El castellano es un idioma loable

NANOWRIMO

Mi experiencia con el NaNoWriMo

La semana pasada anuncié en este blog que acababa de superar el reto del NaNoWriMo, y hoy me gustaría contarte con más detalle la experiencia de escribir 50 000 palabras en menos de un mes. 😀

Para empezar, quiero recalcar que ha sido mucho más positiva de lo que pensaba, y eso que mis expectativas eran altas: Chris Baty, fundador de esta iniciativa, hablaba con tanta ilusión de la misma en su libro No Plot, No Problem que no pude resistirme a vivirla en mis propias carnes. 

Siguiendo sus consejos, los dos primeros días del reto me absorbió el «espíritu videojueguil» y mi objetivo fue pasarme todas las pantallas que pudiera acumular la mayor cantidad de palabras posible.

Gracias a esa euforia inicial, el 2 de noviembre ya tenía más de 6000 unidades en el buche, ¡y la historia quería seguir avanzando! A pesar de no haber realizado una planificación previa, mis protagonistas conversaban, sentían y se movían sin visos de detenerse.

Write

Sigue leyendo «Mi experiencia con el NaNoWriMo»

NANOWRIMO

Mantén la motivación durante el NaNoWriMo

En la entrada sobre cómo superar el reto del NaNoWriMo ya ofrecí algunos consejos sobre la manera de abordar la escritura de una novela de 50 000 palabras, pero hoy quiero ahondar en el tema de la motivación, esa energía que te ayudará a atravesar el bosque de personajes, localizaciones y tramas que atravesarás durante este mes.

El sentido comunitario del NaNoWriMo lo convierte en un evento interactivo y lúdico, y el hecho de que te lo tomes como un juego incrementa las posibilidades de que llegues a la meta, porque gozarás de una mayor dosis de motivación intrínseca: que el propio acto de escribir te resulte placentero hará que tengas más ganas de avanzar.

Sin embargo, este literario Camino de Santiago puede resultar duro a veces. El cansancio y la obligación de llegar a un determinado número de palabras pueden provocar alguna que otra (por suerte, metafórica) ampolla.

Por eso, a continuación expongo algunas otras formas de mantener tu motivación durante el NaNoWriMo. Todas ellas están desarrolladas en inglés en el libro No Plot, No Problem de Chris Baty, fundador de este maratoniano evento.

1. Alardea: presume de la hazaña que vas a lograr delante de amigos, familiares y enemigos si hiciera falta. Si te atreves, propágalo en las redes sociales, pero ten en cuenta que luego no podrás echarte atrás. Esta estrategia puede funcionar muy bien o muy mal. A mí, por ejemplo, me estresa, ya que me supone una presión añadida.

2. Trátate a cuerpo de rey o de reina: Para compensar el esfuerzo de amontonar palabras que estás llevando a cabo, puedes premiarte con aperitivos varios, zumos exóticos que no comprarías en circunstancias normales, cenas a domicilio, gominolas, etc. También puedes aprovechar para que en casa te preparen tus platos favoritos. Eso sí, si comes delante del teclado procura que sea algo que no manche, que luego las teclas se ponen perdidas de migas. 

Zumo de frutas

Por descontado, puedes agasajarte con cosas no masticables como una buena siesta, un libro que llevabas tiempo deseando comprar, una salida al cine, un baño de espuma o cualquier otra cosa que te apetezca. 

3. Recurre a la música. Una banda sonora para tu escritura puede ayudarte a recrear la atmósfera de tu historia, así como a concentrarte mejor. Si tienes ya una idea para tu novela, puedes usar Spotify para crear una lista de reproducción que le vaya bien, o seleccionar alguna de las ya existentes. 

Sigue leyendo «Mantén la motivación durante el NaNoWriMo»

RESEÑAS

Story Cubes: una imagen produce más de 1000 palabras

Hace ya tiempo, cuando estudiaba 2º de Educación Primaria en el colegio, la profesora nos propuso una actividad que me encantó. Consistía en crear una historia con las distintas imágenes que aparecían en una hoja: una flor, un bloque de hielo, un muñeco de nieve, una estrella…

Como el amor por las palabras fluía ya por mi lápiz (por aquel entonces no nos dejaban usar bolígrafo), disfruté como una enana mientras iba enlazando unas ideas con otras. Además, me encantaban las ocurrencias disparatadas, y el hecho de que los dibujos en los que debía basarme fueran tan heterogéneos alentó mi instinto creativo. ¡Qué lástima no saber qué fue de aquello que escribí! 

Escribiendo en casa de mis abuelos.
Escribiendo (o dibujando) en casa de mis abuelos.

Por suerte, cuando descubrí Story Cubes me di cuenta de que había dado con esa actividad, ¡pero mejorada! Con 9 simples dados, 6 imágenes por dado y las múltiples combinaciones que se pueden realizar entre las mismas, el número de historias por inventar tiende a infinito. 

Las imágenes son sencillas y fáciles de identificar, aptas para que los más pequeños disfruten de este juego. Además, la caja que contiene los dados es de tamaño reducido, perfecta para llevarla de excursión o de viaje. 

El sistema de juego es bien sencillo. Solo hay que lanzar los dados sobre un superficie lisa e ir creando una historia con las figures resultantes. No censures las alocadas asociaciones de ideas que surjan en tu cabeza, pero intenta que tu historia tenga un planteamiento, un nudo y un desenlace coherentes

Dados Story Cubes

Por otro lado, Story Cubes admite numerosas variantes: cada historia puede ser contada por una sola persona, pero también podéis hacerlo entre varias. Además, puedes realizar la tarea de forma tanto oral como escrita. También puedes establecer de antemano un orden para las imágenes o ir lanzando cada dado a intervalos de tiempo regulares para poner a prueba tu habilidad de improvisación. 

Otras posibles ideas para este juego son grabar la historia que vas contando, por si luego puedes usarla como material de escritura, o dibujar las escenas que la componen a modo de historia gráfica. ¡Puede que crees un cómic de lo más imaginativo!

Sigue leyendo «Story Cubes: una imagen produce más de 1000 palabras»

TALLER DE ESCRITURA

Homenaje a las palabras

En su libro de memorias Confieso que he vivido, Pablo Neruda realiza un bello homenaje a las palabras a través de un texto en el que describe la importancia que todas y cada una de ellas tienen en su vida y en su oficio.

He querido rescatarlo porque esas joyas de encadenadas letras son la materia prima con la que accedemos al conocimiento del mundo y de nosotros mismos, pero también el instrumento que nos permite crear universos nuevos.

Hoy os animo a reflexionar sobre aquellas que os han acompañado a lo largo de vuestra vida: ¿cuáles fueron las que definieron vuestra infancia y vuestra adolescencia? Seguro que, al recordarlas, os han traído a la mente multitud de imágenes, sonidos u olores, algunos de ellos asociados a emociones positivas y otros, sin embargo, ligados a emociones no tan buenas.

Os sugiero que escojáis una de esas palabras y escribáis durante 10 minutos sobre todo lo que os evoca. Escribid lo primero que se os ocurra, sin pararos a pensar demasiado. Si dejáis que vuestra prosa fluya, pronto comprobaréis que van emergiendo ideas nuevas, recuerdos que aún no habían aflorado a la superficie.

Y ahora, como estreno de la nueva etapa de Palabritis Aguda, os dejo con este magnífico texto de Neruda, un homenaje a esas amigas que no nos abandonan nunca:

LA PALABRA

…Todo lo que usted quiera, sí señor, pero son las palabras las que cantan, las que suben y bajan… Me prosterno ante ellas… Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras… Las inesperadas… Las que glotonamente se esperan, se acechan, hasta que de pronto caen… Vocablos amados… Brillan como perlas de colores, saltan como platinados peces, son espuma, hilo, metal, rocío… Persigo algunas palabras… Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema… Las agarro al vuelo, cuando van zumbando, y las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas, como aceitunas… Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las liberto… Las dejo como estalactitas en mi poema, como pedacitos de madera bruñida, como carbón, como restos de naufragio, regalos de la ola… Todo está en la palabra… Una idea entera se cambia porque una palabra se trasladó de sitio, o porque otra se sentó como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que le obedeció. Tienen sombra, transparencia, peso, plumas, pelos, tienen de todo lo que se les fue agregando de tanto rodar por el río, de tanto transmigrar de patria, de tanto ser raíces… Son antiquísimas y recientísimas… Viven en el féretro escondido y en la flor apenas comenzada… Qué buen idioma el mío, qué buena lengua heredamos de los conquistadores torvos… Estos andaban a zancadas por las tremendas cordilleras, por las Américas encrespadas, buscando patatas, butifarras, frijolitos, tabaco negro, oro, maíz, huevos fritos, con aquel apetito voraz que nunca más se ha visto en el mundo… Todo se lo tragaban, con religiones, pirámides, tribus, idolatrías iguales a las que ellos traían en sus grandes bolsas… Por donde pasaban quedaba arrasada la tierra… Pero a los bárbaros se les caían de la tierra de las barbas, de las herraduras, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes… el idioma. Salimos perdiendo… Salimos ganando… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro… Se lo llevaron todo y nos dejaron todo… Nos dejaron las palabras.